Hebe de Bonafini no fue un ‘pan de Dios’, Bergoglio triste

«ES UN CERDO»

Bergoglio lamentó el fallecimiento de la titular de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini, aunque en realidad hay más polémicas que tristezas.

Sin embargo, en este mensaje proveniente de la máxima figura eclesiástica yace un problema, un inconveniente, una incomodidad no fácil de omitir: Hebe de Bonafini insultó más de una vez a varias figuras del Vaticano. ¿Dios está de luto?

Sobre esto, el Papa Francisco dijo:

Su valentía y coraje, en momentos donde imperaba el silencio impulsó y después mantuvo viva la búsqueda por la verdad, la memoria y la justicia

Cuando tuvo que describir al Papa Juan Pablo II no fue menos agresiva que en otras oportunidades:

Nosotras deseamos que se queme vivo en el infierno. Es un cerdo. Aunque un sacerdote me dijo que el cerdo se come, y este Papa es incomible

También Hebe de Bonafini tuvo sus contundentes frases para el mismísimo Papa Francisco. Y esto no hace más que enaltecer el grado de polémica que acarrea que el Jefe Supremo de la Iglesia Católica lamente lo ocurrido.

Léanlo ustedes.

Francisco dijo que a las Madres de Plaza de Mayo les permite todo. La verdad yo estoy recontenta. Así que yo voy a seguir puteando porque parece que Dios me perdona. Le voy a dar con todo

Revuelo en redes

La publicación de Agustin Laje desató distintas reacciones respecto a las palabras del Papa. Hubo quienes lo apoyaron y quienes optaron por dejar de seguir al conservador debido a su fuerte posteo sobre la situación. Más allá de que objetivamente Laje, y sí, en efecto, elaboró un tuit a partir de evidencia empírica e irrefutable.

Un cierre agridulce

Pese a todo lo anterior, el Papa en el 2016 le escribió una carta a un amigo cercano en la que hablaba acerca de su relación con Bonafini. La misma fue difundida por la agencia Telam y rezaba lo siguiente:

Esta señora, desde la plaza (de Mayo), me insultó varias veces con artillería pesada pero a una mujer a quien le secuestraron los hijos y no sabe cómo y cuánto tiempo los torturaron, cuándo los mataron y dónde los enterraron, no le cierro la puerta. Lo que veo allí es el dolor de una madre. Si me usa o no me usa no es mi problema. Mi problema sería no tratarla con la mansedumbre de pastor.

El pasado 20 de noviembre la titular de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini perdió la vida a los 93 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.