Cabecera-Radio-Genesis

Los blancos resolvieron en la primera parte y sestearon en la segunda

Los jugadores del Real Madrid celebran un gol (Gonzalo Arroyo Moreno / Getty)

 

El traslado al Alfredo Di Stéfano de Valdebebas le trajo al Real Madrid más goles que buen fútbol. Los blancos recuperaron la pegada de otros tiempos y despacharon al Eibar por la vía rápida. Aunque las dimensiones del terreno de juego y el tipo de césped sea exacto al del Bernabeu, el partido dio durante bastantes minutos la sensación de jugarse en Ipurua, con el Eibar dueño del balón pero sin encontrar la rendija para inquietar a Courtois ante un Madrid que solo parecía interesado en jugar a la contra.

La victoria no ocultó vicios habituales de este Madrid. El equipo, que tuvo el partido ganado muy pronto, elaboró poco en el centro del campo y se durmió en los laureles. En la segunda parte se sostuvo en las paradas de Courtois. De tener en contra un rival con más colmillo lo hubiera pasado francamente mal.

El once blanco

La vieja guardia más Hazard

Zidane volvió del parón con un equipo bastante previsible: la vieja guardia más Eden Hazard, recuperado en la banda izquierda y la única sorpresa de Rodrygo Goes en la banda derecha, lo que llevó al banquillo tanto a Bale como a Vinícius. En el centro del campo Modric le quitó el puesto a Valverde, una solución que casi nunca le ha funcionado a Zidane. La ausencia del uruguayo se hizo especialmente sangrante en el segundo tiempo.

El partido empezó con polémica. El Madrid marcó en el minuto tres con un tirazo de Kroos que tardó en darse por bueno porque el VAR hubo de validar que Benzema no estaba en fuera de juego. El francés estaba en línea con un defensa.

Con el gol en contra el Eibar estiró líneas y metió al Madrid en su campo. Dispuso del balón sin que le sirviera para crear peligro. El Madrid sesteó. En medio del aburrimiento, a la media hora, Ramos robó un balón en su campo y se fue al abordaje al área contraria. La contra fue fulgurante, tanto que no se veía una así desde los tiempos de Mourinho, y acabó en gol del propio Ramos, su sexto de la temporada.

El gesto de Marcelo

Celebró el tercer gol arrodillado y puño en alto

Ahí sí que notó el golpe el Eibar que en el 37 encajaría el 3-0 tras un remate de Hazard, un buen despeje de Dmitrovic y un zurdazo colocado de Marcelo, que celebró el gol arrodillándose y levantando el puño, un gesto de homenaje a George Floyd y contra el racismo.

El guión del partido no varió en el segundo tiempo. Al Eibar no le quedaba otra que volcarse al ataque para buscar un gol que le metiera en el partido. La diferencia fue el que el Eibar actuó cn mucha más malicia. En los primeros diez minutos Courtois evitó el gol por dos veces a tiros de Expósito. Luego fue Sergi Enrich el que cabeceó al travesaño. Tanto fue el cántaro a la fuente que en el 60 por fin logró el gol el equipo de Mendilbar en un remate de De Blasis que tocó en la espalda de Pedro Bigas y despistó a Courtois. También hubo suspense porque el VAR habilitó el gol armero al ser Mendy el jugador más retrasado.

Sin revulsivos

Bale y Vinícius no aportaron nada

Tras el 3-1 Zidane introdujo tres cambios. Cambió a los extremos. Quitó a Hazard y a Rodrygo por Bale y Vinícius. El tercero fue Militão por Sergio Ramos. Ninguno tuvo peso en el juego porque el partido había virado definitivamente para un Eibar cada vez más crecido.

A falta de ocho minutos entró Fede Valverde para sujetar el centro del campo y darle un poco de aire a un Madrid con muy mala pinta y que ya solo estaba interesado en acabar como sea. Al Eibar le faltó aire para meter más miedo y el Madrid logró su propósito sin más sustos. Tres puntos al capazo en una de esas victorias sin gloria.

Ficha técnica

Real Madrid, 3 - Eibar, 1

Real Madrid: Courtois; Carvajal (Mendy, m.46), Varane, Sergio Ramos (Militao, m.61), Marcelo; Casemiro, Modric (Valverde, m.84), Kroos; Rodrygo (Bale, m.61), Hazard (Vinicius, m.61) y Benzema.

Eibar: Dmitrovic; Rober Correa, Oliveira, Arbilla (Burgos, m.84), Rafa Soares (Bigas, m.57); Sergio Álvarez, Edu Expósito, Cristóforo; Orellana (Pedro Léon, m.57), De Blasis (Inui, m.78) y Kike García (Sergi Enrich, m.57).

Goles: 1-0, m.4: Kroos. 2-0, m.30: Ramos. 3-0, m.37: Marcelo. 3-1, m.60: Pedro Bigas.

Árbitro: Cuadra Fernández (Comité Balear). Amonestó a Casemiro (47) por el Real Madrid; y Cristóforo (93) por el Eibar.

Incidencias: encuentro correspondiente a la vigésima octava jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Alfredo Di Stéfano. Se guardó un minuto de silencio por las víctimas de la pandemia del coronavirus.