Desde la CECNEA advierten que si no hay una «pronta respuesta» de los gobiernos, no podrán exportar y perderán empleos y mercados

ras un “pésimo” año de exportación, con fuerte caída en el volumen vendido al exterior, comienza uno nuevo, y desde la Cámara de Exportadores de Citrus del NEA advierten que “con esta sequía y este dólar la cosa no da para más”. Aseguran que el sector está en situación de “crisis total”.

El Director Ejecutivo de la entidad, Santiago Caprarulo, precisó que han elevado un pedido oficial de auxilio al gobierno nacional y provincial, que apunta a “aspectos clave”. Por ejemplo, “ayuda económica para preparar las quintas con vistas a la temporada que comienza, puesto que de ello dependerán miles de empleos y que la fruta de exportación no quede toda en el mercado interno, deprimiendo aún más su precios”.

También, CECNEA solicitó “un mayor esfuerzo para la apertura del mercado de Estados Unidos, un dólar competitivo o diferencial para la exportación y subsidio eléctrico por la tremenda demanda de riego eléctrico y cámaras de frío en empaques”, detalló Caprarulo.

“Es necesaria una pronta y contundente respuesta de los gobiernos provinciales y nacionales o la citricultura litoraleña no podrá exportar este año, con la consecuente pérdida de empleos y mercados que tanto ha costado conseguir”, advirtió.

Por último, las empresas asociadas a Cecnea consideraron necesario resaltar que las extremas dificultades que afectan a la exportación de mandarinas y naranjas son consecuencia de “la acumulación de tres años de problemas climáticos, costos altos y falta de logística. Es inviable así esta actividad”, concluyó Caprarulo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *