El paro nacional no se detiene en Perú: continúan las movilizaciones en el país contra Boluarte

Desde tempranas horas de este viernes siguen las acciones de protestas con bloqueos de vías en casi todo el país.

Perú vive este viernes una nueva jornada de protestas, como parte del paro indefinido que exige la renuncia de la presidenta, Dina Boluarte, el cierre del Congreso, elecciones anticipadas para este 2023 y la liberación del destituido mandatario Pedro Castillo.

También se han sumado otras peticiones, como la celebración de una asamblea constituyente y justicia por los caídos en las protestas, que ya sobrepasan las 50 víctimas mortales.

Para este viernes está previsto que miles de personas vuelvan a marchar en horas de la tarde en la capital del país, como lo hicieron el jueves, en la denominada «Toma de Lima» o «Segunda Marcha de los Cuatro Suyos», que recuerda a la movilización realizada en julio del 2000, luego de que Alberto Fujimori asumiera la presidencia por tercera vez.

El presidente del Frente de Defensa Unificado Contra la Contaminación de la Cuenca Coata y el Lago Titicaca, Félix Suasaca, dijo, en declaraciones a Pachamama Radio, que continuarán realizando movilizaciones pacíficas en Lima hasta que Boluarte renuncie a su cargo.

El ministro del Interior [Vicente Romero Fernández] ha criminalizado las protestas del pueblo al calificarnos de terroristas, nosotros no somos terroristas, somos defensores de derechos humanos y defender los intereses del Perú no es un delito«, comentó.

Pero desde ya hay actividades de protestas en varios puntos del país. De acuerdo con la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (SUTRAN), hay bloqueos de vías en casi todo el territorio.

Jueves caldeado

Las protestas de este viernes se dan luego de un jueves caldeado en todo el país. La multitudinaria marcha llegó a Lima luego de mes y medio de protestas en otras regiones, que ya han dejado más de 50 muertos.

En la capital hubo represión y algunos enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas de seguridad. Un grupo de personas fue detenido.

También se registró un incendió de grandes proporciones que destruyó una casona histórica del centro de Lima, cerca de la emblemática Plaza San Martín, uno de los lugares de las protestas.

Boluarte ofreció un mensaje a la nación, pero no declaró lo esperado por los manifestantes –que exigen su renuncia–, sino que más bien descalificó las movilizaciones. «Ustedes quieren generar caos y desorden para tomar el poder de la Nación. Están equivocados», dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *