Rusia advirtió por el envío de armas a Ucrania: «Será una catástrofe global»

Ucrania consiguió promesas de más apoyo militar y Rusia sale a responder. El presidente de la Cámara baja del Parlamento ruso (Duma), Viacheslav Volodin se refirió a la posibilidad de utilizar armas nucleares «más potentes».

El presidente de la Cámara baja del Parlamento ruso (Duma), Viacheslav Volodin, advirtió hoy a las potencias occidentales que entregar armas ofensivas a Ucrania conducirá a una «catástrofe global», luego de que Kiev consiguiera promesas de más apoyo militar pero no los tanques alemanes que pedía para resistir la invasión rusa.

«Dada la superioridad tecnológica de las armas rusas, los políticos extranjeros que tomen este tipo de decisiones deben comprender que esto podría acabar en una catástrofe mundial que destruiría sus países», dijo Volodin a través de un mensaje en la aplicación de mensajería Telegram.

Además, Volodin advirtió de que si Estados Unidos y los demás países miembros de la OTAN suministran armas «que se utilizarán para atacar ciudades pacíficas e intentar apoderarse de nuestros territorios», ello conllevará a una «represalia con armas más potentes».

Volodin subrayó el papel de los gobiernos de Alemania y Francia, así como de otros parlamentos europeos, a la hora de «ser conscientes de su responsabilidad ante la humanidad», informó la agencia de noticias Europa Press.

Francia y Alemania quieren ayudar a Ucrania

Los dichos de Volodin llegan el mismo día en que el presidente francés, Emmanuel Macron, recibió al canciller federal alemán, Olaf Scholz en París, donde prometieron, entre otras cosas, un «apoyo indefectible» al pueblo ucraniano, «en todos los ámbitos».

Ambos dirigentes hicieron estas declaraciones tras la negativa de Berlín de facilitar a Ucrania tanques Leopard de fabricación alemana, que el Gobierno ucraniano del presidente Volodimir Zelenski reclama para hacer frente de manera más eficaz a las fuerzas rusas.

Alemania es reticente a enviar tanques pesados o a permitir que otros países envíen a Ucrania material de fabricación alemana para repeler las tropas rusas, en guerra con Ucrania desde el 24 de febrero pasado.

La posición de Berlín recibió numerosas críticas, la última de ellas hoy desde Polonia, cuyo primer ministro, Mateusz Morawiecki, calificó de «inaceptable» la negativa alemana a entregar sus Leopard o autorizar que otros países faciliten a Kiev los que tienen.

«La actitud de Alemania es inaceptable. Ya ha pasado casi un año desde que comenzó la guerra. Hay gente inocente muriendo cada día», dijo el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, a la agencia local PAP.

«Las bombas rusas están causando estragos en las ciudades ucranianas. Los blancos civiles son atacados, hay mujeres y niños muriendo», afirmó, recogió la agencia de noticias AFP.

El viernes, cerca de 50 países reunidos en la base estadounidense de Ramstein, en Alemania, acordaron dar a Ucrania miles de millones de dólares en equipamiento militar, para combatir la invasión rusa, pero no lograron una decisión sobre los tanques pesados de fabricación alemana Leopard.

El nuevo ministro de Defensa alemán Boris Pistorius dijo, pese a las presiones y expectativas, que todavía no puede decir «cuándo se va a tomar una decisión y cuál va a ser con respecto a los tanques Leopard».

Dado que Alemania es el productor de los carros de combate Leopard y su entrega implica condiciones, el primer ministro polaco dijo que espera una «declaración clara» de Berlín sobre si los países que tienen estos tanques pueden transferirlos a Ucrania.

Polonia anunció que está dispuesta a entregar 14 tanques Leopard a Ucrania y afirma estar en discusiones con cerca de 15 países.

Si Alemania se niega a entregar los tanques a Ucrania, «vamos a crear una ‘pequeña coalición’ de países dispuestos a donar equipamiento moderno y tanques modernos», indicó Morawiecki.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *